Follando con un obrero indocumentado ¡La muchacha saboreo cada centímetro de polla!

2
Share
Copy the link

Su padre precisaba hacer unos trabajos de reforma en casa. El tipo no deseaba gastar mucho dinero en las reformas, con lo que contrato a un obrero sin papeles para pagarle menos y conseguir exactamente el mismo resultado que un profesional a bajo costo. Después del contrato, el tipo se fue de viaje, dejando a su hija sola en casa, inspeccionando la reforma que iban a hacer. La perra realmente no vigilo nada. Ella, mientras que el obrero cara su trabajo, estaba en traje de baño es la piscina tomando el sol. El tipo, viéndola ahí, prácticamente desnuda, se le acerco a la perra, le echo dos piropos, la invito a joder y después saco su polla a fin de que la cerda se la comiese toda ¡Esta muchacha es una puta!

Comments