Rose Monroe divirtiéndose con la polla de su adiestrador de Yoga ¡Es una golosa!

2
Share
Copy the link

Como su marido sale a trabajar a la compañía y siempre y en todo momento llega por la noche, Rose Monroe se queda todo el día hastiada en casa sin saber que hacer. Le afirmó a su esposo que le contratase un adiestrador personal para ponerse en forma, y el muy cabron, a sabiendas de que la puta lo que buscaba era otro hombre con el que joder, le contrato un adiestrador de yoga negro africano con un pollon enorme. El primero de los días del adiestramiento la mujerzuela hizo lo que su marido imagino. La mujer, viendo la gran polla del negro, empezó a morbosearla con él, mirándole la gran polla al tipo y después chupándosela, para después abrirle las piernas y ser follada por él.

Comments