Tailandesa follada durísimo a 4 patas y con corrida encima

2
Share
Copy the link

Las reglas de los viajantes folladores afirman que si te haces un viaje a Tailandia debes reservar cierto presupuesto para meterle la polla a una tailandesa. Eminentemente por el hecho de que este género de putas hacen lo que sea y son de lo más agradecidas a la vista de que están habituadas a los rabos de los hombres asiáticos que son demasiado finos y demasiado pequeños. Cuando se las folla un occidental se les cambia la cara entre ademanes de placer y dolor como le pasa a esta guarra recibiendo rabo a 4 patas mientras que el tío le estira del pelo para darle más duro.

Comments